Escogida: Después de la fermentación del tabaco se procede a seleccionarlo bajo rigurosas normas de categorización, que consisten en seleccionar las hojas de acuerdo a las características de cada una. Las hojas se clasifican como tripas y capotes respectivamente, y son ordenadas en tamaños confome a una escala definida, para luego pasar al despalille o extracción parcial de la vena.

Simultáneamente, se separa la hoja de capa que es sometida a una minusiosa selección donde se clasifican en: capas, capotes y tripas

Añejamiento y Despalille: Una vez escogido el tabaco, luego que ha sido expuesto a un proceso de añejamiento que le permite alcanzar el grado máximo de maduración se procede a desvenarlo previamente a la fase industrial de torcido del tabaco. El despalille consiste en un delicado manipuleo de las hojas que son sometidas a un proceso de humectación oreo y reposo antes de la extracción total o parcial de sus venas.