Fermentación: Una vez que el tabaco es safado de las Casonas de curación es transportado a la ciudad de Guayaquil, donde se procede a la fermentación del tabaco.

De acuerdo a los cortes de la cosecha se arman los pilones, que se manienen bajo un continuo control de temperatura y humedad relativa hasta obtener el emparejamiento de los colores en los paños de hojas.

Alcanzar el grado ideal de fermentación lleva aproximadamente, de noventa a ciento ochenta días.